¿En que consiste la depilación por laser?

La depilación láser es un procedimiento médico que utiliza un rayo concentrado de luz (láser) para eliminar el vello no deseado. Durante la depilación láser, un láser emite una luz que es absorbida por el pigmento (melanina) del vello. La energía lumínica se convierte en calor, que daña los sacos en forma de tubo dentro de la piel (folículos pilosos) que producen vellos. Este daño inhibe o retrasa el crecimiento futuro del vello.

¿Cuál es la finalidad de la depilación laser?

La depilación láser se utiliza para reducir el vello no deseado. Los lugares frecuentes donde se realiza el tratamiento son piernas, axilas, labio superior, mentón y línea del bikini. Sin embargo, es posible tratar el vello no deseado en casi cualquier zona, excepto los párpados o la zona de alrededor. La piel con tatuajes tampoco debe tratarse.

El color del vello y el tipo de piel influyen en el éxito de la depilación láser. El principio básico indica que el pigmento del vello, pero no el pigmento de la piel, debe absorber la luz. El láser debe dañar solo el folículo piloso y evitar dañar la piel. Por lo tanto, con un contraste entre el color del vello y el color de la piel (vello oscuro y piel clara) se obtienen mejores resultados.

¿Cuales son los riesgos que conlleva?

Los riesgos de efectos secundarios varían según el tipo de piel, el color del vello, el plan de tratamiento y el cumplimiento con los cuidados anteriores y posteriores al tratamiento. Entre los efectos secundarios más comunes de la depilación láser se incluyen:

¿Quieres contactar con nosotros?

Go to top